Charlando con José Luis Gª Ibáñez sobre #comunicación y #talento

Como muchos de vosotros ya sabéis, en gestionandopersonas.com estamos de feliz aniversario, y es que este mes de agosto cumplimos nuestro primer año desde el lanzamiento de la plataforma; por este motivo, y con carácter semanal, hemos pensado en lanzar una serie de cuatro artículos de «Charlando con (…)» en los que los miembros del equipo que formamos gestionandopersonas.com formularán una pregunta a cada uno de sus compañeros. Así, publicaremos un artículo a la semana con las tres preguntas realizadas a cada uno de nosotros. Esperamos vuestros comentarios y feedback! En esta última entrega os acercamos las respuestas de José Luis García Ibáñez.

¿Personal brand… qué?

Mucho se habla de la marca personal pero poco conocemos sobre esa misteriosa moda. Podríamos diferenciar la marca en dos: La marca comercial, que es la que marca la diferencia a la hora de elegir uno u otro producto en el mercado y la marca personal, que podríamos definirlo como un proceso estratégico que tiene por objeto que a uno lo elijan para lo que quiere. Aquí entra en juego el marketing personal, es importante porque nuestra marca personal se puede proyectar en cualquier ámbito de nuestra vida. Una profesora del máster de RR.HH me dijo” la marca es lo que la gente dice de ti cuando no estás presente”, en el momento no le di importancia a estas palabras pero un par de años más tarde con unas cuentas entrevistas de trabajo detrás me di cuenta de que no sólo importa nuestra primera impresión, que si es importante, importa mucho como nos vendemos, somos un producto, vendámonos.

Solamente tenemos una ocasión para causar una primera buena impresión ¿Tienes foto en LinkedIn?

Parto del punto de partida de que conocemos la importancia de tener una foto de perfil en nuestra cuenta profesional. No tenerla es como esconderse y transmitir inseguridad. No podemos esperar que otros nos inviten o acepten nuestras invitaciones si no saben quién se esconde detrás de nuestra cuenta. La foto de perfil es lo primero que ven los usuarios cuando enviamos una invitación a conectar, cuando hacemos recomendaciones, comentamos en publicaciones de otros o simplemente aparecemos en la lista de contactos que podríamos conocer. Es así, tú también miras la foto antes de leer los nombres y también te quedas antes con una fotografía, con una cara, antes que con un nombre.

De profesión becario

Qué duda cabe que en el contexto laboral actual, especialmente en España, cualquier mínima oportunidad ha de ser aprovechada. Son muchos los desempleados que suspiran por una vacante, en muchas ocasiones sin que ésta entre dentro de sus expectativas o guarde relación con su formación/experiencia. Es en esta situación en la que encontramos a multitud de becarios.

¡Acepto pulpo como madre trabajadora!

La semana pasada, tomando un café con una compañera de trabajo, dijo una frase que me hizo sentirme totalmente identificada: “Ser madre trabajadora es como ser un pulpo”. ¿En qué sentido? Una madre mientras está atendiendo una llamada de trabajo, sosteniendo el teléfono con el hombro, está con la mano derecha dándole un yogur a su hija pequeña y con la izquierda programando el mando a distancia para

¿Cómo puedo motivar a mi equipo?

Con carácter introductorio es necesario hacer alusión a las, que considero, notas esenciales de la motivación. Éstas son la subjetividad, la individualidad y su gran capacidad de transmisión; esta última, se encuentra estrechamente relacionada con el alto grado de estimulación que dicha conducta genera en otras personas. Cada persona se mueve por razones diferentes ya que, tanto su mecanismo de implicación como de productividad, son accionados de forma distinta.

El Principio de Peter

Cuando se nombra el estudio de las jerarquías en las organizaciones, un nombre imprescindible que siempre sale a relucir es el del pedagogo canadiense Laurence J. Peter, que en 1969 en su obra The Peter Principle acuña uno de los principios más famosos de la historia de la gestión de personas: El Principio de Peter.

¡Quiero ser jefe!

En los tiempos que corren, donde hay mucha gente en el paro y otra mucha que está trabajando pero no es feliz en su trabajo, reflexiona y cree que la solución para salir de esta infelicidad es SER JEFE: bien siendo tu propio jefe, como emprendedor, que tanto está de moda o bien proponiendo a tu empresa un cambio, porque crees que ya ha llegado tu hora.